Pequeño demonio (2017)

Pequeño demonio

Pese a que Pequeño demonio intenta ser resultona por todas las vías, acaba siendo un pastiche de comedia de terror con multitud de referencias que no hace demasiada gracia.

Anuncios

It (2017)

IT de 2017 tiene carencias, se nota que se han recortado escenas y eliminado otras por las conversaciones de los niños y, aun así, funciona como película de género, y lo más probable sea porque el guion está basado en un libro fascinante que tiene material suficiente como para crear todo este imaginario tipo Goonies de terror.

Elle (2016)

Elle

Uno de los aspectos que más me han gustado de Elle es que no te lleva por donde tú quieres, sino por donde la protagonista quiere. Durante las más de dos horas de metraje se nos intenta dar a conocer la compleja personalidad de Michèle, marcada por su oscuro pasado, su emocionante presente y su incierto futuro como una víctima que se niega a vivir un papel débil.

La momia (2017)

La momia

Ni siquiera la propia momia Sofia Boutella, el mejor  personaje de la peli en cuestión, es capaz de sobresalir con un guion tan centrado en aplaudir las virtudes de un protagonista perfecto y tan irregular en cualquier otro aspecto que aparezca en pantalla.

Hush (Silencio) (2016)

Hush 2016

La desidia que produce este filme en casi todo su metraje proviene de un villano al que le falta maldad, inteligencia y carisma. Si a ello le añades unos grandes agujeros en el guion que no se pueden ni recomponer con explicaciones convincentes, obtienes una peli menor y que olvidarás en unas semanas.

El guardián invisible (2017)

El guardián invisible

Engañada por la reciente hornada de cine de suspense español, una estética lúgubre y una historia protagonizada por Marta Etura, me encontré con la película de Fernando González Molina estrenada en marzo comienza con el hallazgo del cadáver de una niña junto al río en una localización bucólica, al lado de un río en uno de esos parajes de ensueño en el rural de Navarra.

Death Note (2017)

Cuando tienes una trama complicada y pasas sobre ella por la superficie olvidándote de profundizar en los personajes, obtienes una película frívola, blanda y superficial.

I Am Michael (2015)

La verdad es que esta historia es delicada. Muchos conservadores y religiosos dirán que Michael Glatze es el ejemplo de que la homosexualidad puede "curarse", tratándola como una enfermedad, y que, por lo tanto, la película profundiza en las razones de Glatze para apoyar su visión.

30 minutos o menos (2011)

La trama nos presenta un repartidor de pizzas al que secuestran y visten con un chaleco explosivo para amenazarlo y así que robe un banco en favor de los secuestradores.

¡Canta! (2016)

El producto final es predecible y poco original, y mucho me temo que a los mas pequeños solo les podría interesar por los temas musicales.