American Pastoral (Pastoral americana) (2016)

Basada en la novela homónima de Philip Roth, American Pastoral (Pastoral Americana) refleja la tormentosa vida de una familia en la década de los 60. Presentada a través de un flashback varias décadas después de los sucesos que se narran. Primero, nos presentan a la típica pareja exitosa del instituto. Él, Ewan McGregor, estrella del equipo de fútbol americano del instituto, apodado el sueco. Ella, Jennifer Connelly, la reina de la belleza de Nueva Jersey y heredera de una fábrica de guantes que regentará su marido cuando su padre se jubile. Tal perfección se completa con una hija, Merry, que empezará a desarrollar un problema con la tartamudez que implica un resquebrajamiento en la perfección del ideal americano. Como parece que Merry es la causa de no alcanzar la suma perfección, comienza a desarrollar una serie de actitudes antisistema que desembocarán en un atentado en una estafeta de correos, posiblemente perpetrado por ella misma, y en su desaparición. Dos hechos que ocurren al mismo tiempo pero que nadie sabe a ciencia cierta si tienen relación.

Me ha gustado la presentación del esquema de la trama, entendiendo a la perfección al autor de la novela en la primera mitad del metraje. El dolor de esa pareja perfecta hace relucir sus imperfecciones, así como la falsa fachada sobre la que se esconden los verdaderos sentimientos de madre y padre. La perfección se rompe por los movimientos sociales y los disturbios a causa de la guerra de Vietnam o de la lucha por los derechos civiles, como si ese sueño americano conllevase vivir con los ojos cerrados hacia la sociedad. Es un tema muy actual, igual que las tramas secundarias, en las que unos padres no pueden asumir que su hija se haya convertido en radical pese a recibir una educación moral y culturalmente abierta y a favor de la paz mundial. Sin embargo, la película se enfrasca en demasía buscando a la hija perdida, ofreciendo metraje a esta búsqueda, dejando de lado otros temas que se tratan a vuelapluma como las causas de la radicalización de Merry o la forma de actuar de la psiquiatra. Esto hace que el ritmo se vea comprometido y su profundidad se evite toda costa.

Lo mejor: Las interpretaciones de Jennifer Connelly y Dakota Fanning, la subtrama sobre el falso perfeccionismo de la sociedad.

Lo peor: Ritmo lento, la trama de la búsqueda de la segunda mitad es la menos importante, la segunda mitad del filme te deja sensación de insustancialidad.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-mitad1Estrella-blanca1Estrella-blanca1

Anuncios

Comenta, no hace falta que te registres :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s