Requiem for the American Dream (2015)

Requiem for the American Dream (2015)

Adoro a Noam Chomsky. Es uno de mis ídolos desde hace décadas, no sabéis hasta qué punto. Así que, cuando en Captain Fantastic se celebra el “Día de Noam Chomsky”, se convirtió de una de “está bien” a “me encanta”. Ahora, por fin he visto Requiem For The American Dream, documental donde expone los principios que rigen el poder y la riqueza. El documental es un monólogo como presentado con datos y animaciones de las figuras que aparecen en los diferentes billetes de dólar así que, cuando empecemos a verlo, nos parecerá que estemos viendo una clase magistral o hayamos ido a una conferencia del lingüista y activista político. O un resumen de cualquiera de sus infinitos libros (mi preferido es El nuevo Orden mundial (y el viejo), por si os interesa). Chomsky defiende estos principios como si Estados Unidos hubiese seguido, paso a paso, todos ellos para lograr convertirse en el país hegemónico mundial.

Los principios son: uno, reducir la democracia, intentando que las élites sigan manteniendo el poder y sean superiores al “populacho”: dos, moldear la ideología, según Chomsky, a través de las corporaciones que detentan el poder y haciendo retroceder los avances conseguidos en la pugna por los derechos civiles; tres, rediseñar la economía, haciendo crecer las instituciones financieras y deslocalizando la producción; cuatro, desplazar la carga, entendida como la redistribución impositiva en la que los más pobres asumen más costes que la clase alta; cinco, atacar la solidaridad, fomentando que los individuos solo se preocupen por ellos mismos reduciendo la Seguridad Social; seis, dirigir instituciones reguladoras, sobre todo cuando las corporaciones se encargan ellas mismas de regular tanto su sector como la vida cotidiana; siete, manipular las elecciones, en el sentido de que ya no hay límite en Estados Unidos para que las empresas puedan invertir ingentes cantidades de dinero en candidatos a la presidencia, acabando este punto explicando cómo las empresas acaban teniendo más derechos que los mismos individuos; ocho, mantener a la plebe bajo control, sobre todo minando la fuerza de los sindicatos; nueve, fabricar consentimiento, haciendo que las masas consuman publicidad que fomenten sus ideales consumistas en lugar de fomentar el criticismo; y diez, marginar a la población, entendiendo que con todo lo anterior se ha conseguido frustrar a la población con respecto a las instituciones, lo que conllevaría al ensalzamiento de figuras movidas por el odio que fomentan la marginación de los segmentos más débiles de la ciudadanía.

Lo mejor: La síntesis de toda la historia de concentración de poder y riqueza en diez principios totalmente reconocibles, es decir, la explicación de la muerte del famoso “sueño americano”.

Lo peor: Como no utiliza anécdotas y efectismos tipo Michael Moore, puede llegar a ser aburrido para cierto tipo de público.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-mitad1Estrella-blanca1

Anuncios

3 comentarios en “Requiem for the American Dream (2015)”

  1. Aunque le tengo un poco de inquina por aquella carrera que no terminé, tengo que admitir que Noah Chomsky es alguien a tener muy en cuenta. Tiene una mente muy crítica y una voluntad envidiable: (malos) entrevistadores que tratan de arrinconarlo o llevarlo al punto de vista que ellos tienen no lo consiguen. Justo el tipo de persona que necesitamos en estos tiempos de crisis económica (e intelectual).

    Este documental parece de obligado visionado ya que, por desgracia, esos problemas de manipulación mediática y desigualdad no los tiene sólo EEUU precisamente.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jeje, creo que todos los filólogos pensáis un poquito así de él… y no me extraña. Pero yo lo conocí por mi carrera y mi admiración se hace mayor cada vez que leo algo nuevo de él (o algún documental donde salga).

      Este documental dura poco más de una hora y es una clase magistral donde poder comprobar, paso a paso, en qué sociedad nos estamos convirtiendo. Mucho hablamos de Estados Unidos y demás, pero vamos por el mismo camino. Por lo menos, los principios los estamos siguiendo a rajatabla.

      Le gusta a 1 persona

Comenta, no hace falta que te registres :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s