El hombre de las mil caras (2016)

El hombre de las mil caras

Con un cartel espectacular, de esos que le pueden encantar a cualquier diseñador gráfico, se presentaba la última peli de Alberto Rodríguez, director del gran éxito del cine español de 2014: La isla mínima. Hace unos días publiqué la crítica de una peli suya anterior, Grupo 7, y tras ver El hombre de las mil caras puedo decir que las tres tienen el mismo leitmotiv: lo turbio. En este caso, decide meterse en uno de los episodios más vergonzosos de la política española como fue el caso de Roldán. Las primeras imágenes del Algarrobo (su mote) son de lo más interesante. Os podeis quedar de piedra cuando os diga que lo interpreta Carlos Santos, el actor que interpretaba a Povedilla en Los hombres de Paco. El hombre, por supuesto, está nominado al mejor actor (revelación) con su compañero Eduard Fernández (actor principal).

Recuerdo empezar a interesarme por esto de la política con el tema del secuestro de Segundo Marey y todo lo que conllevó, así que era imposible dejar de lado una película que tocase el tema de la guerra sucia contra ETA perpetrada por el Estado y la fuga de Luis Roldán, ex director general de la Guardia Civil, el que robó unos 1500 millones de pesetas de los fondos reservados ayudado por un exespía al que el gobierno en su día arruinó no solo monetariamente sino también en temas de reputación. El espía era Paco Paesa. Claro que quien nos cuenta la historia es la voz en off del personaje de José Coronado, el amigo piloto de Paesa, para que nos hagamos una idea de las vueltas que puede dar una historia con el fin de obtener dinero fresco. Paesa, más listo que el hambre, al final resultaría el más beneficiado de todo un complejo ir y venir de dinero, de engaños y diferentes triquiñuelas. Es una pena que el ritmo no acompañe la trama aunque la banda sonora intente ayudar por todos los medios, así que muchas veces nos encontramos con momentos lentos que se producen a la vez que los complejos movimientos en los que hay que prestar suma atención para no perderse. Y, con todo, me parece una de las películas más interesantes del cine español por atreverse con ese delicado episodio de nuestra historia reciente.

Lo mejor: Las interpretaciones de Eduard Fernández, José Coronado, Carlos Santos y Marta Etura, el tema central de la película.

Lo peor: Que la voz en off sea la de José Coronado lastra toda la peli, que tiene muchos momentos lentos que se conjugan con una trama complicada de seguir.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-blanca1Estrella-blanca1

Anuncios

Comenta, no hace falta que te registres :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s