Arrival (2016)

La llegada

No podéis imaginar lo mucho que deseaba ver en cines La llegada. El director canadiense Denis Villeneuve se ha convertido en uno de mis favoritos a base de estrenar películas como Prisioneros o Enemy, no tanto Sicario, así que su última película podía marcar el tono de lo que podemos llegar a ver en Blade Runner 2049, el remake de la película de Ridley Scott. La trama gira en torno a una lingüista que es llamada a colaborar con el gobierno para descifrar un método de comunicación entre los humanos y una nueva especie alienígena que acaba de llegar a la tierra a través de unas naves rarísimas (que podemos ver en todos los carteles). A través de distintos encuentros entre estos seres y los humanos, iremos descubriendo cómo se pueden comunicar utilizando dos lenguajes completamente distintos y cómo los humanos piensan enseñar inglés como lengua vehicular y acaban… En esta crítica no sabréis cómo acaban. Solo os puedo contar que el viaje en el que nos embarcamos aquí es alucinante y solo naufraga en los minutos finales, donde nos explican muy reiteradamente, qué hemos visto.

No quiero hacer spoilers y la verdad no sé cómo no hacerlos, cualquier cosa que diga a partir de este punto ya sería traspasar el límite del tráiler. Solo quiero que sepáis que no es la típica historia de aliens y mucho menos una versión más light de Independence DayLa llegada es una obra de ciencia ficción que es presentada como un relato familiar “a lo Terrence Malick”, con voz en off y una fotografía digna de Emmanuel Lubezki. Aquí el trabajo recae sobre un gran Bradford Young, que consigue emitir distintas atmósferas dependiendo de las escenas. Sin embargo, el drama familiar no es el centro de la trama, sino una explicación para lo que ocurrirá después. Eliminando esas escenas resulta imposible comprender lo que ocurrirá después. Uno de los aspectos artísticos que consiguen aumentar las emociones es la gran banda sonora del colaborador habitual del canadiense en estas lides, Jóhann Jóhannsson, con una composición estridente por momentos, pero tranquila en otros, consigue adecuarse a la perfección a lo que vemos en pantalla. Quizá lo único que me parece falso es que Jeremy Renner interprete un físico teórico habiendo visto cómo son en el documental Locos por las partículas (¿Un físico teórico cachas?).

Lo mejor: Banda sonora, fotografía, Amy Adams, las escenas en las que desentraña el lenguaje extraterrestre.

Lo peor: Jeremy Renner, un final reiterativo en los últimos minutos.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-blanca1

Anuncios

8 comentarios en “Arrival (2016)”

  1. La voz en off me suele poner a la defensiva, pero hay raras veces (siempre que no se pasen) en la que me llegar a gustar el recurso incluso. Como en American Beauty, El Club de la Lucha, las que hacía Guy Ritchie antes de las de Sherlock Holmes… No sé, no sé, quizá le dé una oportunidad. Pero es que me parece que será lenta y las pelis lentas me dan una pereza brutal últimamente.

    Le gusta a 1 persona

    1. La voz en off está presente al principio de la peli y tiene muchísimo que ver con Terrence Malick (es la misma estética y fotografía) así que puede que sí te eche para atrás de verdad…

      En cuanto a la lentitud, no voy a negarlo, pero para mí ese tempo es el idóneo para meternos en la piel de los personajes.

      La verdad, si lo pienso, esta peli no pega nada contigo, hasta podría apostar que 2001: Odisea en el espacio te parece un peñazo 😉

      Me gusta

  2. ¿2001: Odisea en el espacio, un coñazo? No sé, te lo diré cuando la vea. 🙂
    Moon me encantó y en esa peli sale un robot ligeramente inspirado en HAL 9000. Aunque imagino que las dos películas son muy diferentes entre sí.

    Lo que me ocurre es que creo que hay muchas pelis que duran demasiado, añoro el tiempo en el que el estándar era hora y media en lugar de dos horas como en la actualidad. Pocas pelis me parece que usen bien su tiempo, en eso soy muy exigente.

    No es que no me vayan a gustar todas las pelis que duren dos horas o más; siguiendo con la temática espacial, Interstellar no me gustó nada pero Marte en cambio sí que me gustó.

    Me gusta

Comenta, no hace falta que te registres :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s