Sausage Party (2016)

La fiesta de las salchichas

Tal y como os comentaba en Caballeros, princesas y otras bestias, sigo viendo el tipo de pelis que sé por anticipado que son malas, escatológicas y falofílicas a la espera de algún momento de brillantez. Y no compensa ver algo como La fiesta de las salchichas solo por los minutos iniciales. Comencemos repitiendo, otra vez más, que ya en el tráiler se ve que la película, aunque sea de dibujos, no está dirigida al público infantil. Sin embargo, el tráiler nos cuenta una trama secundaria sobre los alimentos protagonistas: la historia no se centra en cómo la compra llega a una casa e intenta escapar al darse cuenta de que todo se trata de un asesinato en masa. La historia principal nos relata el viaje de una salchicha y un panecillo de perrito caliente perdidos tras un accidente en el carrito de la compra y emprenden un viaje por el supermercado para descubrir qué ocurre en realidad cuando los alimentos salen por la puerta del súper: ¿Van al cielo con los dioses? ¿Es una masacre tal y como parece que dicen los que vuelven?

Esta idea se desarrolla como cualquier otra peli de colegas en la que Evan Goldberg tenga algo que ver, recordad, guionista de Supersalidos, SuperfumadosLos tres reyes malosThe Interview… y Preacher, una de las series de este año que más me han gustado, una serie de AMC donde él y Seth Rogen hacen de productores, guionistas e, incluso, directores de los dos primeros episodios. Claro que en Preacher venían con la idea de las novelas gráficas de Garth Ennis y Steve Dillon y aquí tienen que desarrollar una idea propia que acaba como cualquiera de las otras películas de las que forman parte. Ya sabéis: sexo y drogas sin rock and roll. Parece que, tras idear una compleja historia sobre alimentos que crean una religión sobre unos dioses benevolentes que llevan a un maravilloso cielo para disminuir la psicosis de ser elegidos para subir al carrito, los guionistas se quedaron sin ideas de desarrollo, algo que no me extraña. ¿Por qué dos estrellas, entonces? Porque hay un buen puñado de risas entre esos chistes de caca, culo, pedo, pis.

Lo mejor: La forma de morir del personaje de James Franco, las conversaciones entre Sammy Bagel Jr y Kareem Abdul Lavash.

Lo peor: El desarrollo de la historia, el villano, la acumulación de chistes sobre sexo y drogas.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-blanca1Estrella-blanca1Estrella-blanca1

Anuncios

1 comentario en “Sausage Party (2016)”

Comenta, no hace falta que te registres :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s