The Conjuring 2: The Enfield Poltergeist (2016)

Expediente Warren: El caso Enfield

Siento que voy a escribir lo mismo que cuando tuve ocasión de ver Expediente Warren: The Conjuring. En 2014 escribí “justo después de la toma de contacto entre la familia y los Warren todo empieza a caer al vacío, ya que nos encontramos ante otra de las películas del montón de casas encantadas, posesiones y exorcismos”. Tampoco ayuda a la historia que se ponga en tela de juicio el caso Enfiend que, para mí, parece uno de esos casos en los que aparece la vieja del péndulo a inventarse algún poltergeist. Expediente Warren: El caso Enfield tiene la misma estructura que su predecesora. Si en la primera parte nos daban a conocer a la muñeca Annabelle (qué desastre de peli, por favor), aquí nos remiten el horror vivido en el caso Amityville, como si de una fórmula de éxito se tratase, se sigue con la presentación de las escenas donde se nos presenta la casa encantada. No os equivoquéis, me encanta esta parte. Es más, creo que James Wan controla de forma magistral todos los elementos para revolvernos algo por dentro, alimentando el miedo o el susto del espectador, incluso a veces con tan solo realizar un movimiento de cámara (el niño mirando cuatro veces desde el quicio de la puerta).

No voy a negar que hay muchísimos detalles que aúpan al director a una zona cómoda y efectiva, pero el trabajo se complementa a la perfección con la banda sonora de Joseph Bishara y una fotografía oscura pero diáfana de Don Burgess, director de fotografía de, por ejemplo, Forrest Gump. En otros aspectos se tira hacia “lo correcto” en lugar de dar un paso más allá, hacia la aventura que supondría evolucionar la historia desde la película original hacia, por ejemplo, un engaño producido por la histeria colectiva. Ese estancamiento en el que repetir la fórmula de sota, caballo y rey funciona, sobre todo después de unas cuantas películas así, no solo desde la silla de director sino también como productor ejecutivo, ya no me sirve. Por eso, he decidido darle tres estrellas de cinco, lo que supondría un 6 en una escala de 0 a 10 porque, en realidad, me lo he pasado bien.

Lo mejor: La presentación de los poltergeists de la casa, las pintas del “espíritu maligno”.

Lo peor: El último segmento, la sensación de que es una copia de Expediente Warren: The Conjuring.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-blanca1Estrella-blanca1

Anuncios

7 comentarios en “The Conjuring 2: The Enfield Poltergeist (2016)”

  1. Tengo la sensación que es más de lo mismo por lo que has comentado.
    Eso sí, he de decir que con la 1a me entretuve mucho, menos los momentos que ya había visto en el tráiler, que eran demasiados…

    Le gusta a 1 persona

    1. Eso me pasó a mí, no puedo decir que sea aburrida, ni mucho menos pero… si has visto la primera, la segunda solo te va a sorprender en la forma en la que se presentan algunos sustos… y bueno, el malo está bastante bien 🙂

      ¡Gracias por comentar!

      Le gusta a 1 persona

      1. Eso del malo ya me da mala espina 😦 No me gusta las pelis de terror en las que hay un malo central (la última ‘Nunca apagues la luz’)
        Y no hay de que hombre! Es un placer leerte cuando puedo 🙂

        Me gusta

  2. Es una película que no arriesga nada, es artesanal y como artesanía está bien hecha pero no es arte. Esa es mi opinión del film, oh, dios, cómo odio mi pedantería. Ja, ja. Buen ojo con lo del esquema calcado de la primera.

    Ya metiéndome en vuestros comentarios, ¿qué hay de malo en un malo central? Y más en el terror donde muchas veces es el malo el que mueve la película.
    De todos modos, para mí lo del malo de esta película es precisamente uno de los puntos débiles. No es tan cabrón como debiera ser y el plot twist juega en contra de este film.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues esta vez siento discrepar, pero a mí la presentación del demonio me parece genial, las pintas me molan mucho y ese cuadro es intrigante. Supongo que deparki se refiere al cliché del malo visto tantas y tantas veces en las pelis de terror. A ver, Dan, dime. ¿No crees que puede haber gente a la que no le guste? 😉

      Me gusta

  3. Yo hablaba del fantasma, el demonio sólo es relevante al principio y en el tercer acto. Pero tampoco me gusta demasiado. No puedo dar fundamento a mis opiniones a menos que se abra la veda de spoilers, os desmonto a los dos villanos rápido y porque yo pienso que son mediocres tirando a malos (digo “malos” como malos personajes no de malvados).

    Respecto a lo de no gustar el malo central en las pelis de terror lo veo raro porque salvo que se den ciertas condiciones es que tiene que ser un elemento obligatorio. En las slashers está el asesino, en las de monstruo está, bueno, EL monstruo…
    En las historias de casas encantadas puedes permitirte que no haya malo central si pones como antagonista la figura de la casa en sí como, por ejemplo, en el Resplandor. El hotel maldito se sirve de agentes para hacer su voluntad pero al ser un edificio es más una “presencia” (una atmósfera) que un personaje.

    Le gusta a 1 persona

Comenta, no hace falta que te registres :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s