Fantastic Four (2015)

Cuatro fantásticos

Últimamente no escribo mucho. Tampoco veo tantas películas como me gustaría. Mi carpeta de películas para ver se está llenando demasiado, así que algún día tendré que hacer un maratón o algo. Mientras, voy sacando de la carpeta esas películas de fácil digestión como Cuatro fantásticos de Josh Trank, ese director que nos deleitó con Chronicle de 2012. En ella, un grupo de adolescentes descubría que tenía poderes sobrenaturales y cada uno experimentaba de forma diferente lo que le ocurría. En Cuatro fantásticos parece querer dejar esto para el final, centrándose más en las motivaciones de los personajes que en su vida como superhéroes. Quizá por esto la Fox se llevó las manos a la cabeza y recortó gran parte de la película de Josh Trank y grabó nuevas escenas con los actores para sustituir otras. Es una pena: desde el principio tenemos escenas donde Kate Mara aparece con una peluca que no tiene nada que ver con el peinado que tiene en la escena o corte anterior.

Hablar de esta película es hablar de dos películas: una es la que tenía Josh Trank montada y otra es la que deshizo y rehizo la Fox. Es evidente el parón de la trama para llegar a un final apresurado, los diálogos no tienen sentido en una conversación vista en conjunto y, lo que es peor, muchas de las escenas presentadas en el tráiler no aparecen ni siquiera de refilón en la película cuando, en teoría, en el tráiler siempre debes mostrar lo más interesante para hacer que el público vaya a verla. Bajo mi punto de vista, ni la idea original de Josh Trank ni el despropósito que tenía en mente la Fox tiene mucho que ver con el universo de los cuatro fantásticos. Antorcha Humana, la Mujer Invisible, la Cosa y Mr. Fantástico no funcionan en ningún momento como un equipo, no hay química entre los actores ni nos interesa profundizar más en algo que ya nos han contado en películas anteriores. Sin embargo, lo peor personaje de la película es el villano, Doom. Lo veremos como mucho durante media hora reventando cráneos y su motivación en la vida es matar porque odia a todo el mundo, pero tranquilos, que se lo cargan en un par de minutos. Este final atropellado, como queriendo terminar a toda costa una película en poco más de hora y media es, de largo, lo peor que le pudieron hacer a la trama.

Lo mejor: el planteamiento inicial de Reed, la escena de cuando es niño, su complicidad con su amigo de la niñez.

Lo peor: el final atropellado y la inexistencia de villano hasta el final.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-blanca1Estrella-blanca1Estrella-blanca1

Anuncios

Comenta, no hace falta que te registres :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s