Jurassic World (2015)

Jurassic World

Hicieron falta cuatro guionistas y un montón de años para sacar adelante el siguiente proyecto relacionado con Parque Jurásico tras el fiasco de Parque Jurásico 3. Cualquiera que haya visto los tráilers es capaz de imaginarse la historia principal, el desarrollo y el final. ¿Por qué, entonces, tardaron tantos años en volver a traerlos a nuestros amigos los dinosetos dinosaurios? En teoría, nos contaron que estaban cuidando tanto esta nueva entrega para que fuese una buena película que querían cocinarlo con calma. ¿El resultado? Una película del montón, con unos efectos especiales del montón, unos personajes del montón y con incoherencias hasta la saciedad. Porque, ¿quién no ha terminado de ver la película y pensar cómo cojones hace la prota para correr toda la peli en taconazos? ¿Incluso por el monte? ¿Cómo es posible que el personaje de Bryce Dallas Howard y el de Chris Pratt hayan tenido una cita con anterioridad si viven en mundos distintos y no tienen nada en común? ¿Cómo es posible que el superdinosaurio se camele a unos velociraptor en dos segundos? ¿Cómo dos niños, uno preadolescente y otro en plena pubertad, consiguen arreglar un Jeep que lleva al menos 20 años sin utilizar diciendo que es como arreglar el coche de su abuelo?

Así que Jurassic World hay que verla sin preocuparse de todas esas incongruencias que vemos por doquier. Sí, ya sé, es muy difícil, pero en cuanto lo haces, puedes disfrutar de una peli de aventuras del mismo modo que de una peli de catástrofes del canal SyFy. ¿Por qué disfrutamos de esas pelis de bajo presupuesto? Veamos Jurassic World del mismo modo para poder disfrutarla. Olvidemos esos velociraptor de pacotilla creados en base al CGI del momento. Olvidemos que Parque Jurásico se veía mucho más real (porque no había CGI) y le daba mil vueltas. Aquí, señoras y señores, no hay guion, no hay preparación, todo está hecho a salto de mata… pero la segunda hora la he disfrutado. Sí, la primera hora la podemos tirar a la basura directamente, pero en cuanto los dinosaurios empiezan a cargarse al personal podremos disfrutar. ¿Que lloraremos de risa cuando un T-Rex y un velociraptor se cargan un dinosaurio de 15 metros modificado genéticamente con la flor y nata del ADN del mundo animal? Por supuesto. Pero no puedo dejar de pensar en la escena de Nick Miller Jake Johnson, el friki que todos llevamos dentro, en la que le va a plantar los morros a su compañera de trabajo porque se cree el héroe y ella le espeta un «Tengo novio». Esa escena es la que todos queríamos ver. El problema está en que el señor que ha dirigido esto, Colin Trevorrow, que también escribió parte del guion, se encargará del episodio IX de Star Wars. Eso me preocupa más que esta peliculilla de aventuras para pasar el rato.

Lo mejor: los homenajes a la primera película, las pocas escenas en las que sueltan gracietas que no te esperas.

Lo peor: unos efectos especiales a la altura de Sharknado.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-blanca1Estrella-blanca1

Anuncios

Comenta, no hace falta que te registres :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s