Los 13 mejores slasher para un viernes 13 de lluvia

Hoy es viernes 13 y la tradición dice que hay que hacer un maratón de, al menos, cuatro películas slasher. Para muchos esta palabra sonará a chino, pero citando cuatro películas del género estoy segura de que cualquier persona sabrá a qué tipo de cine hace referencia el término slasher. A continuación veremos las 13 mejores películas de cine slasher para ver un viernes como hoy, un viernes 13, que además cuadra en febrero de un año no bisiesto, así que tendremos otro viernes 13 en marzo para seguir con nuestro maratón.

Halloween

La noche de Halloween da el pistoletazo de salida del género slasher al gran público. La historia sobre lo psicópata que era Michael Myers de niño y su venganza posterior en una noche de Halloween años después de su internamiento en un psiquiátrico es, quizá, la idea de un drama infantil que podría ser explotado en otro género, pero al final se convirtió en una película modelo para otras que intentaron copiar su fórmula sin tanto éxito. Se rodó en unas tres semanas y su presupuesto fue ínfimo. John Carpenter no tenía mucha experiencia, pero consiguió lanzar la carrera de una entonces desconocida Jamie Lee Curtis e iniciar toda una saga de películas de Halloween que duran hasta la última estrenada en 2009 dirigida por Rob Zombie. En total van, de momento, diez películas.

Pesadilla en Elm Street

Pesadilla en Elm Street es quizá mi película preferida de este género. No es ni una de las primeras películas de Wes Craven (había estrenado las tremendas Las colinas tienen ojosLa última casa a la izquierda) ni una de las primeras slasher, pero tiene algo que la distingue sobre el resto: un personaje llamado Freddy Krueger. Interpretado por Robert Englund de forma magistral, Freddy es un personaje que se lo pasa bomba haciéndole bromas sangrientas a adolescentes en sus sueños, mientras duermen. De paso, nosotros también nos lo pasamos genial. En la primera película, además, podemos ver a un inédito Johnny Depp. La saga tiene nueve películas en total, de momento, contando el fallido reboot protagonizado por Jackie Earle Haley y Rooney Mara en 2010.

La matanza de Texas

La matanza de Texas costó 83 000 dólares y recaudó, solo en Estados Unidos, 30 millones. La historia cuenta cómo cuatro amigos hacen una parada técnica en Texas en un viaje por carretera y acaban siendo las víctimas de unos tarados caníbales. Tobe Hooper fue el responsable de dejar los ojos como platos a aquellos que se acercaban por primera vez a ver una película de miedo de este tipo, pero no se quedó ahí y también nos regaló películas como Poltergeist (Fenómenos extraños) o El misterio de Salem’s Lot.

Angustia

La única película española de esta lista tiene un porqué. Bigas Luna no solo realiza una película de terror sino también una película a varios niveles: una película dentro de una película que se puede degustar en su pleno esplendor en una sala de cine. ¿Utiliza un método arriesgado? Sí, pero consigue su propósito y la verdad es que la angustia traspasa la pantalla.

Cortinas

Cortinas quizá no se conozca tanto como otros grandes éxitos del slasher, pero la película de Richard Ciupka hace un ejercicio, como en el anterior ejemplo de Bigas Luna, de llevarnos más allá. Aquí es un equipo de rodaje el que va siendo asesinado poco a poco, pero lo que vemos no sabemos si es la realidad o es película. El engaño es maravilloso y esa sensación que impone el director al público para que no esté seguro de lo que ocurre consigue lo que pretende: hacernos pasar un buen rato.

Navidades negras

Navidades negras también es una película que impulsó el género en los años 70 pero que no tuvo secuelas aunque sí un remake en 2006. Lo mejor de la película es que no da explicaciones sobre las razones por las que suceden los hechos, simplemente los cuenta, convirtiéndose por momentos más en un thriller que en un slasher. El momento cumbre es el final que, para no hacer spoilers no pienso desvelar, pero Navidades negras es un must-see en toda regla.

Maniac

Joe Spinell interpreta en Maniac a un superpsicópata que asesina mujeres a las que les arranca la cabellera y roba su ropa para decorar los maniquís que tiene en su piso. En la película vemos que el personaje principal tiene un trastorno psicológico que se va agravando con el tiempo, pero su meticulosidad antes de cometer los asesinatos no se puede ver fácilmente en el género. En Maniac al final nos acercamos más al gore de siempre, pero su toque cuidado hace que la tengamos en cuenta para incluirla en esta lista.

Pesadilla en Elm Street 3: Los guerreros del sueño

¿Una secuela en una lista como esta? La tercera parte de Pesadilla en Elm Street es tan divertida que se salta eso de segundas partes nunca fueron buenas pero las terceras peor. Los guerreros del sueño alcanza a la original en algunos momentos y puede que tenga mucho que ver la vuelta de Wes Craven al guion junto con un personajillo llamado Frank Darabont, director de Cadena perpetuaLa milla verde o el piloto de The Walking Dead (quizá lo único bueno de la serie). Es tan original, que las supuestas víctimas desarrollan superpoderes en los sueños para luchar contra Freddy. Si tengo que elegir una palabra para describirla sería «divertidísima».

Scream. Vigila quién llama

Scream fue la culpable del boom del slasher a partir de los 90. En realidad, creo que Scream no debería tratarse como una película slasher al uso y sí como una parodia de las mismas, ya que desde el principio hace homenajes a las películas clásicas que vimos anteriormente e incluso desvelando las reglas para poder sobrevivir en este tipo de películas. Todas las características de las víctimas en este tipo de películas se comentan por los protagonistas: decir «enseguida vuelvo», no ser virgen ni beber alcohol y/o tomar drogas. Personalmente, creo que Scream es más parodia que otra cosa (algo que me encanta estando dirigida por Wes Craven), pero derivó en la revitalización del género incluso dando comienzo a las «parodias» de Scary Movie.

Prom Night

Prom Night. Llamadas de terror es la típica película slasher de siempre que tuvo tres secuelas y su remake en 2008. La versión original está protagonizada por Leslie Nielsen y Jamie Lee Curtis, el primero más conocido por las películas «[…] como puedas» y la segunda siendo ya la musa de las películas de terror adolescente de la época. Aquí el punto fuerte es el principio, donde ya nos cuentan la historia que causa el trastorno del asesino en serie y la ambientación del baile de graduación donde los adolescentes lo van a pasar bien y poco a poco se ven más acorralados.

Dementia 13

Antes de Apocalypse Now, El padrinoDrácula de Bram Stoker, Francis Ford Coppola hizo sus pinitos en este tipo de películas de terror. Demencia 13 es una de las películas que marcan el origen de todas estas películas de los años 70 y 80 que tuvieron tanto éxito. Como en Navidades negras, aquí se hace hincapié en el suspense más que en la acción y en el gore que marca la tendencia de La matanza de Texas. Con escasísimo presupuesto y rodada en semana y media, Coppola fue capaz de hacer su propio homenaje a Hitchcock y de establecer los principios para lo que vendría después.

La casa de los horrores

La casa de los horrores, dirigida por Tobe Hooper otra vez con bajo presupuesto, hace gala de la originalidad al contarnos la historia de, otra vez, cuatro jóvenes que van en busca de aventura. Esta vez, se acercan a una especie de feria de atracciones y ya antes de llegar, cuando las chicas dicen que no quieren ir, ya sabemos qué va a ocurrir. La casa de los horrores siempre tendrá su toque irónico ya que tras presentarnos a los protagonistas empatizamos más con los malos que con las víctimas, unos adolescentes insorportables.

Viernes 13

Recuerdo la primera vez que vi Viernes 13. No fui al cine, evidentemente, porque no tenía edad ni para dar mis primeros pasos, pero cuando la pusieron en la tele las imágenes se quedaron grabadas en mi mente. Incluso recuerdo cómo estaba sentada viendo algunas de las escenas y que a mis abuelos no les gustaba que una niña tan pequeña viese una película de miedo. Me lo pasé tan bien que podría ver la película otro millón de veces. Sean S. Cunningham dirige este slasher de libro que ha dado ni más ni menos que un total de 12 películas sobre el tema, una de ellas compartida con Freddy Krueger. Viernes 13 nos cuenta la típica historia de terror adolescente en un campamento en el que van asesinando poco a poco a todo el mundo, pero su final es espectacular.

Anuncios

5 comentarios sobre “Los 13 mejores slasher para un viernes 13 de lluvia

  1. Me encanta, un artículo genial y muy útil. De aquí me anoto unas cuantas. No sabía que Coppola tuviera más películas de terror aparte de Drácula, super curioso. Angustia y Cortinas también me han llamado mucho la atención. Y parece que tienes más entradas de terror… creo que te has ganado un nuevo seguidor. 🙂

    Le gusta a 1 persona

Comenta, no hace falta que te registres :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s