Interstellar (2014)

Interstellar

Tras el descanso navideño del blog, vuelvo con un plato fuerte. Una de las películas más esperadas del año por mí, si no la más esperada: la vuelta de Christopher Nolan a los cines. Y haciendo ciencia ficción, uno de mis géneros preferidos. Antes de ir al cine, por supuesto me empapé de las críticas (buenas y malas, de profesionales y amigos) que no hicieron más que aumentar mi interés: una idea basada en los estudios de Kip Thorne, un físico teórico cuyo repaso en Wikipedia se puede ver como un gran spoiler, un guion escrito por Jonathan y Christopher Nolan, y un reparto acorde con el supuesto nivel de la película. Pero nos encontramos con un gran problema, así como empezaron los Nolan en El truco final (El prestigio) y como siguió Christopher en Inception, los diálogos sacados de la manga para explicar las teorías al espectador a veces llegan a cansar. Entiendo que no se puede lanzar una película de ciencia ficción sin dar explicaciones en la época actual, pero repetir hasta la saciedad las explicaciones del porqué de las cosas hace que creamos que nos toman por idiotas. Aunque no seamos ingenieros, que parece ser la mejor profesión del mundo según la película.

Por otro lado, la historia en sí mantiene el nivel desde el principio, cuando se nos explica que la Tierra se está muriendo a causa de diferentes plagas y la mayoría de la población debe dedicarse a producir en el sector primario para poder comer. En cuanto sabemos que la NASA elige al protagonista como piloto de una nave para explorar nuevos mundos, empieza a chirriar (¿no hace falta ningún entrenamiento para ir al espacio después de décadas trabajando como granjero?). En este punto no he desvelado nada que no aparezca en la sinopsis oficial. Pero cuando aparece en pantalla el personaje de Matt Damon, todo cambia a un despropósito de incongruencia tras otra. Sí, está muy bien que nos pongamos a teorizar, pero es imposible hacerle sombra al gran Kubrick. Comentar aquí las teorías sería otro gran spoiler, así que permítanme solo enumerar las referencias a 2001: Una odisea del espacio: naves giratorias para producir gravedad, primer plano del casco del traje espacial mientras pasan lucecitas, ir a Júpiter en busca de algo indescriptible, los vídeos que envía la familia en la Tierra que se parecen muchísimo… y así muchas más. Menos mal que están ahí los robots TARS, CASE y KIPP para flipar en colores. En serio, los robots han sido la más grata sorpresa de la cinta de Nolan. Lo peor ha sido el final lacrimógeno y totalmente decepcionante.

Lo mejor: la primera parte de la película, TARS y CASE y KIPP y que las tres horas que dura no se hacen para nada pesadas.

Lo peor: desde que aparece Matt Damon cae en picado.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-mitad1Estrella-blanca1Estrella-blanca1

Anuncios

Comenta, no hace falta que te registres :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s