Jersey Boys (2014)

Jersey boys

Que Clint Eastwood se dedicase a adaptar un musical de Broadway en pantalla no me atraía mucho, y tratándose de un grupo que me gusta tan poco como los Four Seasons con un cantante que abusa tanto del falsete como Frankie Valli peor me lo ponía. Pero a veces hay que darle una oportunidad a toda clase de películas, sobre todo tratándose de la última película de Clint Eastwood. La historia comienza en Nueva Jersey, con la típica historia de adolescentes que coquetean con la mafia y la música, que entran y salen continuamente de la cárcel y que intentan ser algo en la vida. Es en esta parte de la película, en donde intentan ser famosos y conseguir algo, donde reside toda su fuerza. Sin llegar a ser brillante, resulta bastante ligera de digerir, con momentos realmente graciosos, como cuando el actor que interpreta a Joe Pesci dice en un momento del filme “Funny how?”, recordando la mítica escena de Uno de los nuestros (Goodfellas, 1990) en la que el personaje interpretado por Joe Pesci se pone loco preguntando por qué le resulta gracioso al interpretado por Ray Liotta.

Pero, como siempre, en este tipo de películas hay que mantener el interés del espectador cuando el éxito del grupo protagonista entra en decadencia. En primer lugar, los actores sobreactúan como si estuviesen interpretando el musical del que vienen, algo que ya va haciendo mella conforme avanza la historia. El único actor que se salva es Vincent Piazza, todo un crack de la interpretación en cuanto a mafiosos se refiere (creó un grandísimo Lucky Luciano para la serie Boardwalk Empire de la HBO), porque Christopher Walken sale tan poco que puede ni mencionarse. Además, la historia de la segunda mitad parece creada con retales sobrantes de historias, inconexas, como si se tratase de una sucesión de eventos independientes. Por si fuese poco, y era algo que me temía tras llevarme las manos a la cabeza con J. Edgar (2011), el maquillaje para envejecer a los actores es horrible, incluso notándose a leguas y haciendo que el protagonista, en la escena final, solo sea capaz de mover los labios sin mover ningún músculo de la cara. Por último, está el discursito final de los Four Seasons (repetitivo hasta decir basta) junto con el número musical con los créditos finales, dando más vergüenza ajena que otra cosa. Jersey Boys deja un mal gusto de boca, pero por lo menos nos queda una primera parte como comedia ligera.

Lo mejor: la primera parte de la película, sobre todo Vincent Piazza.

Lo peor: la segunda parte de la película, historia monótona y previsible, maquillaje…

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-mitad1Estrella-blanca1Estrella-blanca1

Anuncios

2 comentarios en “Jersey Boys (2014)”

Comenta, no hace falta que te registres :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s