Pompeii (2014)

Pompeya

Paul W.S. Anderson (Resident Evil, 2002) vuelve a la carga con otra estupidez de película de la mano de uno de los actores de moda gracias a Game of Thrones: Kit Harrington/Jon Nieve. La película comienza exactamente igual que Conan, el bárbaro (Conan the Barbarian, 1982), incluso escogiendo en el casting a un niño clavado a Jorge Sanz para el papel central. Después se cambia de tercio y, cuando ese niño crece, ya esclavo, se convierte en una especie de copia barata de Máximo Décimo Meridio, Comandante de los ejércitos del norte, General de las legiones Félix, leal servidor del verdadero emperador Marco Aurelio, padre de un hijo asesinado, marido de una mujer asesinada, y alcanzaré mi venganza en esta vida o la otra. Los diálogos de Gladiator son copiados sin pudor en Pompeya, pero añadiéndole chorradas “marca de la casa”. Cuando ya no apetece copiar a Gladiator, todo se basa en correr de un lado a otro, intentar matarse los unos a los otros, intentando esquivar proyectiles y la lava del Vesubio.

Pero no estamos solo ante esto. No puedo dejar de mencionar que en Pompeya sufrieron un maremoto casi instantáneo por culpa del volcán, mientras que el senador romano Corvus mantiene una lucha a muerte con el Celta (AKA Hispano) por Cassia, quien debe acceder a casarse con el senador para salvar no solo a su familia, sino también a su ciudad, algo que por supuesto no conseguirá porque el volcán entra en erupción. Por último, el mejor ejemplo de la dejadez de esta película es el momento en el que se decide salvar al Celta (no el equipo de fútbol, sino a Jon Nieve) en el anfiteatro de Pompeya, con Corvus poniendo el puño en horizontal para darle emoción (cual Cómodo en Gladiator, otra vez), en el siguiente corte aparece con el puño en vertical para perdonarle la vida, pero cuando aparece Cassia para sí subir su dedo gordo, Corvus vuelve a tener el puño en horizontal… Y todo el tiempo se trata en reírse de esta película por cosas como esta.

Lo mejor: los efectos especiales del volcán en erupción y la recreación de Pompeya a vista de pájaro, pero siempre que no salga a la vez que los actores de carne y hueso, porque el croma canta muchísimo.

Lo peor: los actores, los diálogos, los efectos especiales mientras salen actores reales en pantalla, fallos de raccord.

Estrella-mitad1Estrella-blanca1Estrella-blanca1Estrella-blanca1Estrella-blanca1

Anuncios

Comenta, no hace falta que te registres :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s