Ain’t Them Bodies Saints (2013)

En un lugar sin ley

En Un lugar sin ley lo que más me llamó la atención fue que, desde el primer momento, el director no esconde su afán por parecerse a Terrence Mallick. En la primera secuencia de Ruth y Bob ya se utilizan los mismos planos (y cortes), una fotografía muy parecida a Malas Tierras (Badlands, 1973) y diálogos pretenciosamente profundos sobre el amor y la vida. La sinopsis del argumento la resume Filmaffinity en una línea escasa: “Un fugitivo atraviesa Texas para reunirse con su esposa y con la hija que nunca llegó a conocer.” En realidad, la película se centra más en contar lo bonita que es la relación entre los dos protagonistas que en hacer llegar ese sentimiento al espectador, y es ahí donde falla.

La película se centra en la historia de amor entre Ruth y Bob, dos delincuentes de la América profunda en los años 70. En un momento en el que su banda está acorralada, ella le dispara a un policía y él se entrega como autor del crimen. Tras varios años de condena en la que él continuamente escribe cartas diciendo que se volverá a reunir con ella y con su hija, llega el momento en el que Bob escapa y todo el mundo se pone alerta.

Lo mejor: la fotografía, las escenas en las que sale Charles Baker (Skinny Pete en Breaking Bad) o Keith Carradine.

Lo peor: que no nos cuentan nada sobre los personajes de Charkes Baker y Keith Carradine, la historia en sí, demasiado ñoña.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-blanca1Estrella-blanca1Estrella-blanca1

Anuncios

Comenta, no hace falta que te registres :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s