The Dictator (2012)

El dictador

Creo que hacía tiempo que no me lo pasaba tan mal en una comedia. Y no es que me resulte muy provocadora ni que me ofenda por nada. Básicamente no me ha hecho gracia. He leído críticas donde se compara esta película y a Ali G (AKA Sacha Baron Cohen) con Peter Sellers (¿?). He leído también que si no te hace gracia es que eres demasiado mojigato, demasiado purista o que te asustas con facilidad por lo escatológico que puede ser a veces. ¿Perdón? A mí solo me ha parecido una sarta de idioteces que se ha cargado aquello que sí hacía gracia en sus anteriores películas, es decir, el rodaje del pseudo-documental, ya que era comprobar las reacciones de los demás y la doble moral norteamericana.

No se puede perdonar que aproveche el tirón de la muerte de Sadam Husein para hacer gracias, ni que intente imitar el discurso del barbero en El gran dictador (1940) en una especie de discursillo contra la democracia y el capitalismo. Lo malo es que en la película de Chaplin el discurso final arenga a las masas contra el genocidio y la dictadura, y en El dictador (2012) el discurso queda absolutamente tapado por una masa borrosa de chistes sin gracia.

Lo mejor: creo que me hizo gracia un chiste, donde cuenta sin querer qué es una democracia, aunque la cague a los dos segundos.

Lo peor: ¿el resto?

Estrella-mitad1Estrella-blanca1Estrella-blanca1Estrella-blanca1Estrella-blanca1

Anuncios

Comenta, no hace falta que te registres :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s