Lincoln (2012)

Lincoln

Cuando me informé sobre Lincoln para verla, una de las críticas que leí decía que era como un pase de fotos de gente hablando, y al principio pensé que seguramente teniendo a Daniel Day-Lewis era imposible. Mi Gerry Conlon podía comerse la pantalla con su sola presencia. Pero dos horas y media de imágenes con una gran fotografía hablando continuamente de lo mismo no es ningún relato sobre la personalidad de Abraham Lincoln, tal y como se vendió, sino un debate continuo sobre la 13ª Enmienda, sobre la abolición de la esclavitud en los EE. UU., en relación con el final de la Guerra de Secesión.

Al final, la crítica que leí tenía toda la razón. Ni siquiera Daniel Day-Lewis pudo llevar a la película a tener algo de dignidad. El guion reiterativo y los esfuerzos por que el protagonista se llevase el Oscar a la mejor interpretación masculina al año siguiente eran demasiado obvios. Al final se llevó la estatuílla, si bien el actor inglés-irlandés tampoco tenía unos rivales demasiado fuertes como para hacerle frente.

Lo mejor: la fotografía.

Lo peor: es aburrida hasta el infinito.

Estrella-amarilla1Estrella-blanca1Estrella-blanca1Estrella-blanca1Estrella-blanca1

Anuncios

Comenta, no hace falta que te registres :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s